ASÍ ES UN LUJO

Llevaba esperando durante meses este fin de semana, y es que iba hacer un doblete de esos de los que uno espera. Seríamos poquitos, buena gente, amigos y monteros; y encima en casa de dos amigos; ¿alguien da más?Pues si, porque he compartido el fin de semana entero con mi primo, y hemos disfrutado juntos de dos bonitos puestos.
El viernes cazamos la finca de la familia Hormigos, gracias a la invitación de Nacho (Der Taco Gordo… jajaja). Y allí nos juntamos, entre otros; los señores Juampas, Alvarito, José, Enrique, Toñete, Ángel y un servidor. Tanto Nacho como Toñete entraron con los perros de Manolo que se encargaron de batir el monte. Se colocaron 15 puestos, para cerrar una pequeña mancha de unas 40 hectáreas.
Álvaro y Juampas compartieron la armada de La Barrosa, con el maestro Esplá; y José, Enrique, Ángel y yo nos dispusimos en el sopié. La mañana a pesar de ser fría, aguantó el agua, y la batida resultó de lo más entretenido. Y es que con Toñete dando voces por el monte como para no: “¡¡Chiiiiiino, Paaaaaatas!!” o “Ahí Juampas que te va el guarro”, y luego resultaba que era una pepa.
Al final de la mañana se presentaron ocho ciervas en la junta, tras un tiroteo que hacía presagiar algo más, y es que no anduvimos finos… ejem.
La comida tan espectacular como las migas, una sopa y un cocido para chuparse los dedos; acompañados por unas tortas de queso para picar.
Fue una jornada magnífica, en un entorno precioso y encima en casa de un amigo, donde nos trataron de maravilla. Lo malo fue que tuvimos que marchar pronto, ya que nos esperaba un largo viaje hasta Montoro, donde la familia Pousibet nos esperaba para cenar en su casa, antes del gancho del día siguiente.
El viaje, lloviendo y con niebla llegó a su fin a eso de las nueve de la noche cuando bajo la noche y la lluvia, llegamos a “Chiveras Bajas”. De la agradable cena voy a comentar poco, tan sólo una palabra: ESPECTACULAR.
Tras una noche muy fría, amaneció bastante despejado, y parecía, como así fue; que este año el agua y la niebla nos darían una tregua. Ya en la finca, y tras “saludar” algunos al SEPRONA, comencé el reencuentro con mucha de la gente que no veía hace tiempo, algunos desde el año pasado; entre ellos Antonio, el guarda (excelente persona), o la plana mayor de blogeros y culpables ellos de que un día viniera a la cabeza la idea de ENTRE JARAS Y COTOLLES. Allí estaban: don Paco Mas y su hermano Julio (Toros y Caza), Perico Lillo (De Montería), Poncho Moraleda (Grupo Miranda), y conocí a José Luis Marín (Jaén Taurino); y además allí, en su casa; Fito Pousibet (Monteros de Tradición), que un año más nos rezó de memoria la Salve Montera, tras dedicar unas emotivas palabras a su padre y los viejos monteros de aquella zona de Sierra Morena.
Justo después se realizó el sorteo de la quincena de posturas con las que se cubriría una espesa mancha de pinos, encinas, carrascas, jaras, lentiscos y algunos quejigos. Batieron la mancha cuatro rehalas de La Carolina, entre ellas la de Popi o la de Santi Palomares. Y un año más y como en el 13-D, durante el sorteo, los detalles: las chapas de marcar los cochinos con el nombre de la finca, un precioso dibujo, la bandera nacional y el nombre del montero; la bolsa del taco para las rehalas, la tarjeta del puesto con la Salve Montera por detrás, etc.
Ya en el puesto, las exquisitas migas del desayuno hicieron que aguantara perfectamente la mañana junto a mi primo en el precioso número 5 del Carril, que fue el que me correspondió en suerte y que es uno de los más querenciosos de la finca.
La mancha se cazó despacito, viéndose, ciervas, venados y muflones, pero los cochinos nos la habían jugado, y sólo dieron la cara en el 3 y 6 del Carril, ya que se habían colocado en una de las esquinas de la mancha y en las dos veces que los perros llegaron allí se vaciaron, en vez de romper a la contra o hacer algún rodeo, lo que hubiera supuesto meterse en la boca del lobo.Juanma, el menor de los Pousibet Sieler, mi gran amigo campero, estuvo junto con Olmeda y Diego, dos amigos no cazadores de Madrid, que también disfrutaron, sobre todo con el después…La comida y el posterior aperitivo que siguieron al gancho, fueron un año más magníficos, y es que todo ello regado del gran ambiente que se vive en este trocito de Andalucía, lo hace aún mejor si cabe.Poco a poco y según se acabaron los platos comenzaron las fotos de familia, y en una mesa colocada con premeditación… se abrió la veda, aparecieron por segundo año: las COPAS DE BALÓN. Además la hoguera estaba en pleno auge, y para rematar Santi Villar empezó a repartir bollitos de Guarromán.
La tarde fue cayendo entre las voces que cantaban y los sonidos de la guitarra y las palmas. Y ya caída la noche, ésta nos regaló un cielo llenísimo de estrellas. Los fandangos y otras piezas populares continuaban, y mientras alguno hacía bromas tirando petardos. Hasta que finalmente apareció el mejor cordero que he comido en mi vida. Dos bandejones, de los que nos hartamos a comer las más de treinta personas que por allí andábamos.
Estábamos en el cielo, o por lo menos éste nos miraba benevolente, tan estrellado como estaba. Me harté a reír, a cantar, a soñar cochinos, venados, proyectos... y así llegamos hasta pasada la media noche. Antes algunos amigos se fueron retirando a descansar ya que al día siguiente Monteros de Tradición monteaba Eras Viejas, el plato fuerte de su calendario. Y como estos amigos, también los más irreductibles al final, nos fuimos a descansar.
Éste ha sido el gran fin de semana que he podido vivir, como véis: TODO UN LUJO. Ruego me perdonéis por esta entrada tan extensa, y agradezco desde estas líneas, la compañía, el cariño y la amistad de todos aquellos con los que he compartido estos días: GRACIAS.
Un abrazo.

5 comentarios:

  1. Fantástica entrada para relatar un fin de semana de auténtico lujo. Javi ¡¡Un Abrazo y Felices Fiestas!!

    Ricardo Santos V.

    ResponderEliminar
  2. FELICES FIESTA AMIGO ORTEGA..! UN FUERTE ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad Javi.
    Espero que nos veamos pronto en la sierra.
    Te mandaré alguna foto de Chiveras al mail que aparece en tu perfil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias señor Mas. Te deseo también a ti y a los tuyos una FELIZ NAVIDAD, de corazón.
    Espero con ganas esas fotos. Yo mandé casi todas al mail de tu hermano. Eran bastante peores que las tuyas, pero espero os hayan gustado. Lo dicho Julio.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Escribe tu opinión. Se ruega, eso sí, escribir sin abreviaturas y con una ortografía lo más correcta posible.
Sobra decir, que cualquier comentario que denote falta de educación y respeto será eliminado.
Es por otro lado indispensable firmar los comentarios escritos bajo un perfil de "Anónimo".
Un saludo (Administrador)