ASÍ NO ES

Mal empezaba la tarde de por sí. Íbamos a presenciar una corrida ilegal, sí, sí; ilegal. No hubo sorteo. Los señores toreros habían elegido para esta corrida de la Prensa, dos toros a dedo cada uno de distintas ganaderías, y como lo harían que en el reconocimiento la cosa se torció más todavía, y echaron dos para atrás, así que rápido remiendo del gusto de los señoritos y a seguir.
De que la corrida fuera ilegal, que según el reglamento lo era; pues toda corrida de toros ha de tener sorteo; en los medios nada de nada, y encima siendo la corrida la de prensa, tócate… Así nos luce el pelo a los encargados de contar el mundo.
Y es que encima para remate uno lee las crónicas posteriores al muermo y vergüenza de ayer, y sólo dicen que si, que la corrida fue aburrida, que los toros fueron manejables, ¿cómo, qué es eso?, ¿manejables?, miren ni bravos, ni con casta, y todos sin fuerza, algunos sin ninguna fuerza. Cuatro de ellos deberían haber sido devueltos a los corrales, pero claro como hacer eso, no incomodemos a los señoritos toreros, que encima que eligen (hay que joderse) no se les puede echar un buey de los de ayer para atrás. Es incríble ver como el que aquí cobra, manda; y el que paga a callar, es el mundo al revés.
Siguen las crónicas diciendo que lo mejor de la tarde fue El Juli… Otra, en la frente. Ayer no hubo nada mejor, y mucho menos El Juli. Señores cronistas y aficionados varios deseosos de lucir palmito en la plaza, no aplaudan, no digan que lo hizo bien porque no es verdad, este matador citó reiteradamente (salvo en cada primer muletazo); constante y reiteradamente fuera de cacho, sin citar por delante y encima sacando el toro para fuera, y ASÍ NO ES. Eso no es torear, llámenlo como quieran, pero no es torear. Para empezar e intentar torear hay que cruzarse al pitón contrario, echar la pierna y la muleta pa’lante, llevarse el toro hasta uno haciendo el embroque como Dios manda, pasarse el toro por los tobillos y llevarlo hacia dentro con el pecho pa’ fuera y crujiéndose la figura del torero mientras se hace el redondo metiendo el astado pa’ dentro. Y esto señores, no lo hizo El Juli ayer. Es más diría que de todas las veces que lo he visto no lo ha hecho jamás.
¿Por qué eso es torear y lo otro no? Muy sencillo señores, aplíquenlo a todos los toreros que vean y tengan en cuanta una cosa, el centro de esta Fiesta es el toro y las ventajas han de ser para él. Pegar pases sin ton ni son lo hace cualquiera que tenga valor de ponerse delante de un toro, no hace falta más que valor, que ya es mucho. Por eso mismo aún estando hoy los toreros como están los respeto, porque el toro mata y están ahí, mal, pero están y por eso jamás silbaré, ni los insultaré como hacen muchos cafres en las plazas. Pero de ahí a que toreen media un trecho, el toreo del matador antes mencionado y el de muchos otros (diría que todos los toreros de hoy, lo practican siempre o de vez en cuando), es un toreo donde las ventajas las coge el matador, se coloca en el lugar más cómodo y sencillamente se dedican a colocar la muleta delante de la cara del toro, la acompasan a su velocidad y fuera. Ni paran, ni templan, ni mandan. Y así pasa lo que pasa, en cuanto sale un toro que no es un borrego de los que ellos demandan, y resulta que embiste, y que tiene casta, estos torerillos se desmoronan. Sobre todo y ante todo porque no mandan, no saben imponerse a la fiereza y a la bravura, no saben hacerse con el toro embeberlo por derecho y… algo primordial: TOREAR, no saben, es así. Y por ello demandan borregos faltos de casta, cómodos para ponerse delante, que vayan despacio para que ellos sean capaces de acompasar su muleta a su embestida, eso si; sin cruzarse, sin obligar y doblegar al animal que ha de ser bravo.
Lo de ayer fue el mejor resumen de lo que llevamos de feria en Madrid, toros que eran borregos, sin bravura, sin fuerza y sin hechuras; y toreros que no torean, que pretenden engañar y que ante las dificultades se deshacen como azucarillos. Cada vez lo tengo más claro, el enemigo no está en Cataluña, el enemigo gana dinero con las corridas de toros, también sale al ruedo o se sienta en el tendido sin tener la más mínima idea de en qué consiste esto; también va al campo y selecciona toros, y lo hace como lo hace. Aunque me duela es así, ellos son los culpables. Me quejaré enormemente de los vociferantes y charlatanes de la plaza de Las Ventas, les falta educación es así, pero por desgracia, tienen razón, y es que: ASÍ NO ES.
Un saludo a todos

P.D. Ruego me perdonéis todos los buenos aficionados que por aquí os asomáis, es por estas cosas que no había escrito sobre toros este año. Albergaba la esperanza de que algo cambiara, pero ayer fue el remate, y no puedo estar en silencio, la Fiesta por desgracia está así.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo con tu planteamiento. Torear no es sólo ponerse delante del toro.
    Abrazo D. Javier.

    ResponderEliminar

Escribe tu opinión. Se ruega, eso sí, escribir sin abreviaturas y con una ortografía lo más correcta posible.
Sobra decir, que cualquier comentario que denote falta de educación y respeto será eliminado.
Es por otro lado indispensable firmar los comentarios escritos bajo un perfil de "Anónimo".
Un saludo (Administrador)