ASÍ NO ES

Mal empezaba la tarde de por sí. Íbamos a presenciar una corrida ilegal, sí, sí; ilegal. No hubo sorteo. Los señores toreros habían elegido para esta corrida de la Prensa, dos toros a dedo cada uno de distintas ganaderías, y como lo harían que en el reconocimiento la cosa se torció más todavía, y echaron dos para atrás, así que rápido remiendo del gusto de los señoritos y a seguir.
De que la corrida fuera ilegal, que según el reglamento lo era; pues toda corrida de toros ha de tener sorteo; en los medios nada de nada, y encima siendo la corrida la de prensa, tócate… Así nos luce el pelo a los encargados de contar el mundo.
Y es que encima para remate uno lee las crónicas posteriores al muermo y vergüenza de ayer, y sólo dicen que si, que la corrida fue aburrida, que los toros fueron manejables, ¿cómo, qué es eso?, ¿manejables?, miren ni bravos, ni con casta, y todos sin fuerza, algunos sin ninguna fuerza. Cuatro de ellos deberían haber sido devueltos a los corrales, pero claro como hacer eso, no incomodemos a los señoritos toreros, que encima que eligen (hay que joderse) no se les puede echar un buey de los de ayer para atrás. Es incríble ver como el que aquí cobra, manda; y el que paga a callar, es el mundo al revés.
Siguen las crónicas diciendo que lo mejor de la tarde fue El Juli… Otra, en la frente. Ayer no hubo nada mejor, y mucho menos El Juli. Señores cronistas y aficionados varios deseosos de lucir palmito en la plaza, no aplaudan, no digan que lo hizo bien porque no es verdad, este matador citó reiteradamente (salvo en cada primer muletazo); constante y reiteradamente fuera de cacho, sin citar por delante y encima sacando el toro para fuera, y ASÍ NO ES. Eso no es torear, llámenlo como quieran, pero no es torear. Para empezar e intentar torear hay que cruzarse al pitón contrario, echar la pierna y la muleta pa’lante, llevarse el toro hasta uno haciendo el embroque como Dios manda, pasarse el toro por los tobillos y llevarlo hacia dentro con el pecho pa’ fuera y crujiéndose la figura del torero mientras se hace el redondo metiendo el astado pa’ dentro. Y esto señores, no lo hizo El Juli ayer. Es más diría que de todas las veces que lo he visto no lo ha hecho jamás.
¿Por qué eso es torear y lo otro no? Muy sencillo señores, aplíquenlo a todos los toreros que vean y tengan en cuanta una cosa, el centro de esta Fiesta es el toro y las ventajas han de ser para él. Pegar pases sin ton ni son lo hace cualquiera que tenga valor de ponerse delante de un toro, no hace falta más que valor, que ya es mucho. Por eso mismo aún estando hoy los toreros como están los respeto, porque el toro mata y están ahí, mal, pero están y por eso jamás silbaré, ni los insultaré como hacen muchos cafres en las plazas. Pero de ahí a que toreen media un trecho, el toreo del matador antes mencionado y el de muchos otros (diría que todos los toreros de hoy, lo practican siempre o de vez en cuando), es un toreo donde las ventajas las coge el matador, se coloca en el lugar más cómodo y sencillamente se dedican a colocar la muleta delante de la cara del toro, la acompasan a su velocidad y fuera. Ni paran, ni templan, ni mandan. Y así pasa lo que pasa, en cuanto sale un toro que no es un borrego de los que ellos demandan, y resulta que embiste, y que tiene casta, estos torerillos se desmoronan. Sobre todo y ante todo porque no mandan, no saben imponerse a la fiereza y a la bravura, no saben hacerse con el toro embeberlo por derecho y… algo primordial: TOREAR, no saben, es así. Y por ello demandan borregos faltos de casta, cómodos para ponerse delante, que vayan despacio para que ellos sean capaces de acompasar su muleta a su embestida, eso si; sin cruzarse, sin obligar y doblegar al animal que ha de ser bravo.
Lo de ayer fue el mejor resumen de lo que llevamos de feria en Madrid, toros que eran borregos, sin bravura, sin fuerza y sin hechuras; y toreros que no torean, que pretenden engañar y que ante las dificultades se deshacen como azucarillos. Cada vez lo tengo más claro, el enemigo no está en Cataluña, el enemigo gana dinero con las corridas de toros, también sale al ruedo o se sienta en el tendido sin tener la más mínima idea de en qué consiste esto; también va al campo y selecciona toros, y lo hace como lo hace. Aunque me duela es así, ellos son los culpables. Me quejaré enormemente de los vociferantes y charlatanes de la plaza de Las Ventas, les falta educación es así, pero por desgracia, tienen razón, y es que: ASÍ NO ES.
Un saludo a todos

P.D. Ruego me perdonéis todos los buenos aficionados que por aquí os asomáis, es por estas cosas que no había escrito sobre toros este año. Albergaba la esperanza de que algo cambiara, pero ayer fue el remate, y no puedo estar en silencio, la Fiesta por desgracia está así.

DE CAPEA POR MONFRAGÜE

Me lo dijo Nacho hace ya meses: “Tienes que venir a la capea que hacemos todos los años”, y la verdad la idea era muy seductora, pues desde que era niño y acudí a alguna capea o tentadero en compañía de mi padre, no había vuelto a ir a un acto campero como este.El sábado, bastante cansado de una semana de mucho trabajo, me puse rumbo a Monfragüe junto a José y María, que también habían sido invitados por la familia de Nacho a este evento que tanto prometía. Llegamos a la finca, una preciosa umbría que ahora en estas fechas se encuentra en todo su esplendor; justo después de comer, y la verdad el cielo amenazaba agua. Allí nos encontramos además de con Nacho y su padre Pedro, anfitriones del evento; con familiares de ellos y buenos amigos. Entre mis conocidos, el incomparable e inimitable Toñete, genio y figura donde los haya; el bueno de Juampas y su chica Carlota, Emilio, Pablo Herrera, los Soto, mi gran amigo don Álvarito Martínez, Yago, y alguna cara conocida como la de Pablo Cervera o Juan Eloy. Allí también gente encargada de preparar todo y que día tras día cuidan este pedacito de sierra con esmero y cariño, entre ellos Felipe, Luciano y otros como Carmina, a la que Toñete “robó” el lápiz de ojos para comenzar a hacer de las suyas… ¡menudas patillas nos pintó a unos cuantos!
Al poco de llegar y saludar, y tras alguna que otra cerveza nos dirigimos al “coso” donde una res brava de una vecina finca, sería la encargada de ser protagonista.
Al entrar en plaza, lo primero que sorprendió fue la preparación de la misma, todo recién pintado, los burladeros restaurados y en perfecto estado, lugares como el remolque de un tractor preparado para que público e invitados pudieran verlo todo. La verdad un 10 de organización, porque no quiero ni contar además como nos pusimos de comer al finalizar la capea…
Esta comenzó con la entrada de Nacho a caballo, galopando a lomos de una animal enjaezado con los colores de la enseña nacional, y tras ello… los “toreros” y la vaca.Pudimos ver de todo, detalles magníficos y otros algo más cómicos. Hubo algún capotazo bueno al comienzo, y destacó también al principio el arrojo de Emilio y Juampas, aunque este último pasara sus problemas… José estuvo siempre al quite, y Nacho y Alfonso dejaron los detalles más destacados entre los amigos más conocidos. La verdad me sorprendió gratamente la quietud de de Alfonso Soto. Otros, entre ellos un servidor con más miedo que un recién llegado a prisión, hicimos lo que pudimos; y se pudo ver un poco de todo. Cetrándonos en uno mismo, sólo el hecho de salir y ponerme delante creo que fue un logro… muy aplaudido por cierto.
También los hubo que sólo miraron de lejos, siendo los más cobardes: Pablo Herrera, Fran Soto, Yago y Pablo Cervera.
Al final la cosa finalizó antes de lo previsto, pues las nubes cumplieron su amenaza y descargaron sobre estas tierras extremeñas, pero la barbacoa y el “copeo” posterior, con el que fuimos agasajados los invitados; para nada desmerecieron al ambiente reinante.Desde aquí dar las GRACIAS a la familia Hormigos y a todos aquellos que cojuntamente con ellos hicieron posible esta jornada.
Un saludo

GRANDIOSA PRIMAVERA

Ya tocaba, no podía dejar de hacer referencia a ella, porque basta pasarse por cualquier zona de campo y lo ves… ¡qué grandiosa primavera la de este 2010!
Tras haber pasado un último año seco en el que la primavera fue pobre, el verano duro y el otoño seco, llegó este último invierno y se abrieron los cielos, ha caído agua como no lo hacía en años, quizás en algunos puntos en exceso, pero viéndolo positivamente; ha sido el punto de partida para una primavera estupenda.
Ésta hoy por hoy también va estando a la altura y por ahora ha sido buena en lluvias y en temperaturas, siendo muy suya; como es esta estación, cambiante como ella sola. Así se hace unos días rozábamos los treinta grados, hoy apenas superamos los diez; e incluso se anuncia nieve en cotas medias en el norte y centro de la península para estos días.
Lo poco que he salido al campo en estos últimos meses sobre todo por el sur (en Asturias si he campeado, pero allí la primavera es tardía), he podido ver un pasto magnífico, alto, de un verde intenso. Los arroyos corriendo alegres, llenos de florecillas, sonando bien ese ruido del agua bendita que corre por sus cauces. Todo poco a poco se ha ido tiñendo de colores diversos con la floración que poco a poco se produce. Las encinas están bien hermosas, presentan las nuevas hojas y también están floridas, también presentan sus preciosas flores las jaras, pintando el monte de puntos blancos.
Y todo esto amigos, me hace ser optimista, los animales se están hartando de comer, algunos venados ya están incluso llegando a desarrollos nada normales en sus cuernas para estas fechas, las cochinas sacan de nuevo una segunda camada, y la paridera se está encontrando y se va a encontrar con una situación muy favorable.
Sólo espero que el mes de mayo que ahora estrenamos no castigue mucho con calores, y que algunas lluvias escapen en estas semanas venideras, y si a esto se añade un verano llevadero, sin excesivos calores, entonces… ¡ay entonces!
En todos los mentideros ya se está comentando sí, la temporada venidera puede ser de órdago, y nuestras mentes comienzan a soñar con grandes venados, pero debemos de ser cautos, queda mucho hasta octubre y un campo tan esplendoroso, será propicio para que a poco que alguna tormenta lo produzca o que algún desalmado actúe, entonces pueda convertirse en realidad una de nuestras pesadillas: los incendios. Recemos para que no sea así, porque desde luego en la política forestal de las administraciones no voy a confiar, me fío más de Dios para estas y otras muchas cosas. También en estas fechas de verdores, flores y temperaturas agradables se suceden las fiestas taurinas que llegarán hasta el otoño, pero la verdad, la sucesión de hechos (excepción hecha de lo que parece una pronta y buena recuperación de José Tomás); no me hace lanzarme al ruedo a escribir sobre estos temas, esperemos que finalmente las circunstancias me animen.
Un abrazo a todos, y disfruten de la primavera.
Foto 3: A. F. C.