LOS COCHINOS

Llevo unos días dándole vueltas a esta posible entrada, he dudado varias veces si ponerme a ello o no, y finalmente aquí está. Sé que a muchos les va a sorprender el título y la entrada en sí, y otros se van a alegrar enormemente de lo que van a leer salido de mi nefasta escritura. Y es que
queridos amigos, soy y seguiré siendo un pertinente y pertinaz amante de las monterías de reses, pero he de confesar, lo reconozco, el rey de la montería… es el COCHINO, marrano, guarro, jabalín, gochu, o como quieran llamarlo.
Siempre reconocí que el lance del cochino me pone infinitamente más nervioso que el del venado, si bien no puedo evitar quedarme con la majestuosidad de ese recio venado entrando majestuoso en tu puerta… pero claro, cuando te tirita todo el cuerpo, agudizas los sentidos y las manos te sudan a pesar de que hace un frío de mil demonios… ¡¡¡Ayyy los cochinos!!!No cabe duda, cuando una mancha esta hasta las trancas de guarros, y se montea como es debido, con buenos perros, estamos ante la misma montería con todas sus letras, si bien considero que una ausencia total de venados quita gracia enormemente al asunto. Las carreras de ciervas son fundamentales para tenernos aún más locos en nuestra postura, y la posibilidad de tener un buen lance con un bonito venao, eso es la sal que le falta para cocinar la montería perfecta.

Sé que algunos me van a tildar de oportunista, pues muchos saben de lo que he disfrutado de los marranos en lo que va de este ya casi concluso último mes del año. Saben de mi extraño lance con un marrano cordobés, de mi puesto de auténtica tensión en un buen cortado de Ciudad Real, y del puestazo del que disfruté, hace hoy justo una semana; en Mediacacha con la compañía de mi natural collera montera. Pero ahora bien, la idea de acercarme más a la montería cochinera es algo que siempre he tenido ahí, el reconocer el magnífico “chute” que proporciona un lance jabalinero, nunca lo he negado, pero la verdad necesitaba esta tensión acumulada. Tres puestos seguidos con el corazón en la boca, éxito y fracaso con los guarros… Y he claudicado, no puedo negar la emoción que provoca el cochino.
Aún así no se entiendan mal mis palabras, aquí no vale cualquier cosa, no hablo de cercones ni “granjazos”, ni hablo de pichivatas cualesquiera malamente organizadas por algún “talibán” de la
sierra. Habló de monterías donde se hacen las cosas bien, pensando cada detalle, donde todo aflora con naturalidad, y donde quienes realmente importan son los perros -buenos perros siempre-, quienes con ellos baten monte, y una propiedad y una organización preocupadas por el buen hacer. Me da igual como se llamen estos últimos, pero si importante es saber donde cazar, cada vez veo más la importancia de con quien cazar.

Del mismo modo reconozco el sabor de un buen gancho, organizado con cariño, estando encima de todo, y juntándose un buen puñado de amigos, con el sueño de robarle a la sierra ese macareno con el que soñamos desde nuestra primera montería.
Todo lo demás, para quien lo quiera. Guerras, cercones, y demás líos, pues eso pa’ quien los quiera, o cayendo por accidente, pero no más. Creo que he de evitarlos, mis convicciones en lo que respecta a la montería, que poco a poco se van asentando, así me lo dicen desde el fondo de mi conciencia.
No sé que opinarán ustedes, casi todos reconocidos entusiastas del cochino. Discúlpenme por esta disquisición interna que me he permitido contarles, y no me malinterprete nadie, pues sigo siendo un enamorado de los venados. Sólo pretendo con esto reconocer algo que quizás antes negaba, no sé bien porqué; seguramente no era capaz de verlo, y el atracón cochinero de diciembre ha sido lo que en periodismo de investigación se llamaría dato disparador…
Bueno, ni yo mismo me entiendo… No les aburro más, y hablando del rey de la algarabía, de la alegría de una montería, y de la fuerza montuna; aprovecho y les deseo que todos pasen una magnífica Nochebuena rodeado de los suyos, una feliz Navidad, y que el 2012 que nos llega sea un gran año para todos ustedes. Que Dios les proteja, y que sean muy felices.
Un fortísimo abrazo.

F. J. López Maraver
FOTOS: Autor y A. L. M. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

"ACUEDUCTO" MONTERO

Así es, así ha comenzado el duodécimo y último mes del año, tercero de esta temporada montera con una semanita entera de monterías, ganchos, y zapeos varios. ¡¡Y madre… Qué temporada llevamos!! A lo largo y ancho de nuestra geografía se están dando por doquier auténticos monteriones. Muchas manchas están respondiendo a lo que se espera de ellas, pero es que otras se salen por lo alto. Esto marcha amigos, y todavía nos queda la mitad de lo que se daba. Así que ya saben, aprovechen.Ahora bien, tras este atracón montero, y que a estas horas todavía tiene lugar; vienen luego dos fines de semana que el calendario ha querido que dejemos el monte descansar. Y es que Nochebuena, Navidad, la última noche del año y el Año nuevo han ido a caer en pleno fin de semana. Por todo ello, nos toca quedarnos en casa –que no viene mal por cierto, pues menuda mecha llevamos-, y así disfrutar de la familia, y de estas fechas en las que recordamos la llegada del Niño Jesús. Estemos pues con los nuestros y acordémonos de quien desde arriba, siempre no está protegiendo, estemos en el trabajo, en carretera, o en un alto puntal de la sierra.
Pero bueno, vayamos con el presente, que llevamos unos días que el “Radio macuto montero” echa humo sin parar, y es que a ello se ha unido aquello que todos los años presagiamos por noviembre, cuando empezamos a echar en falta a los de la mirada baja… ¡¡Han aparecido los cochinos señores!! Ya dan la cara, y así de esta manera en esta semana tan montera que llevamos, hemos terminado de constatar esto.
Comenzó el “acueducto” el día 3. Por mi parte volvía a ese rincón hermosísimo de la Sierra de Cardeña-Montoro que es Chiveras Bajas. Como siempre todo al detalle, todo único, indescriptible, agradable, con un monte precioso, y todo ello cargado de marranos, como les dicen a los cochinos allí en el sur.
Muchos tiros a lo largo de la mañana, pero estuvimos fallones, todos; uno mismo incluído, pero aún así lo cinegético cumplió. Llegó después esa ya famosa candela, ese estrellado cielo de la sierra, y como no las copas, la guitarra, el cajón…y muchas, muchas palabras, risas, abrazos y apretones de manos.
Disfruté como un enano del día, todo en buena compañía, conociendo al bueno de Juan Antonio, vecino de postura, y lo que son las cosas… ¡¡íntimo del gran Fede!! Además por fin pude
estrechar la mano de Nono, al que tenía grandes ganas de conocer, y la verdad, no pudieron ser mejores las sensaciones: hombre cabal, correcto, alegre, y montero bueno, bueno, de los que tanta falta hacen en el monte. Disfruté enormemente charlando con él.
Además me reencontré con Poncho, con Popi, con Bonilla, con Santi Palomares, con Santi el de Linares, con Antonio el guarda, con José Luis, y por supuesto con Hipolito, Casilda y Fito, que una vez más llegando a su casa acompañado de Juanma, me acogieron como es costumbre en ellos. Simplemente maravilloso, uno se siente arropado, querido, como si uno fuera alguien importante. No hay palabras…
Algo lejos de allí andaba don José, con María, y con él además la flor de la suerte que le acompaña este año. Precioso puesto dando vistas a Mediacacha, y un lance único, de esos que le dan la vuelta al corazón, y un viejo y raro venado que acabaría en el taller de Montano.
Unos días después estaba marcada en el calendario la cuarta de Temerón. En esta ocasión la carta era a los cochinos, en tierras de Hornachos, en una dura sierra, y con la esperanza de encontrar allí a los suidos, y algún buen venado de la zona. ¡¡Y vaya si los encontraron!! 44 cochinos y un precioso venado llegaron a la junta de carnes. La alegría desbordada una vez más en esta temporada maravillosa para la peña. Puestos de ensueño como el de Sergio con siete lances y cuatro abates, entre ellos dos navajeros. O también el puesto de Rai, que una vez más tuvo un imán con los venados grandes, y en un precioso lance se hizo con un gran venao, de esos buenos de sierra, grandes y curtidos por el monte.
Continuo la semana y nos desplazamos hasta tierras de mi querida Sierra de San Pedro, y allí entre toros, encinas y alcornoques, un día grande, aderezado de una compañía insuperable, cumpliendo la misión encomendada, y cientos de reses ante nuestros ojos, y muchas de ellas finalmente en el cemento. Una vez más, Moheda regaló una entretenidísima jornada, donde también una vez más se puso de manifiesto “la flor en el culo” que tiene Jose este año, y el cenizo que dice Javi le acompaña, aunque realmente el cenizo lo tuvo el que suscribe… pero bueno, oigan, cosas de la caza.
Ayer la cosa anduvo tranquila, si bien las nieblas en el campo siguieron haciendo de las suyas… y hoy, ahí estamos, conectados al "Radio macuto montero" llegan noticias cochineras de los riberos del Salor y de los montes del sureste de España, y a la espera estamos de recibir noticias de Toledo, y del extremo más occidental de la Sierra San Pedro. Ya lo contaremos. Mientras disfruten lo que puedan, y sobre todo y ante todo, cuídense muchísimo.


Un abrazo enorme, y perdónenme el ladrillazo

JAVI

Fotos: F. J. López Maraver, María C. J. y Emilio M. G. (TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS)


DEL AMARILLO AL VERDE, EN POCO MÁS DE UN MES

¡Qué manera más absurda de titular dirán algunos!, y la verdad, es frase sencilla, resume un hecho corriente de nuestras queridas sierras y montes, pero la verdad sea dicha, este título pretende englobar mucho más. Y es que son muchas, muchísimas cosas las que han ocurrido en los seis primeros fines de semana de lo que va de temporada.En la zona que uno “domina” se han dado excelentes monterías de reses, muchas de ellas aderezadas de buenos planteles de cochinos, si bien los marranos, no terminan de dar la cara todavía. Aunque bueno, ya llegarán fríos más intensos que los que ahora tenemos, y los jabalíes aparecerán con más frecuencia delante de las posturas. Y es que la temporada empezó con mucho calor, demasiado, impropio del mes de octubre, sobre todo por lo continuado del mismo, y que en ocasiones hizo aconsejable incluso no montear.
De hecho, y esto es lo peor, el calor sufrido se ha llevado a algunos de los perros más valientes de magníficas recovas. Y así, hechos como éstos deben llevarnos a una reflexión crítica de nuestras decisiones y del calendario que la administración nos impone. Gracias a Dios, desde finales del mes de octubre, y tal como reza el título de esta entrada, la cosa cambió. Aparecieron las primeras lluvias, y el campo fue tornando el amarillo agostado, por un verde y delicado manto, que ya envuelve dehesas, riberos y sierras. Aún así, la bellota ha sufrido los rigores del calor de septiembre y comienzos de octubre, con ausencia total de lluvias, y de este modo ha sido mucha la que ha caído al suelo sin estar a punto.
Por lo demás, bueno y malo, como la vida misma, ha sido lo que ha ocurrido en estas primeras salidas monteras. Todo rodeado de hechos de la vida misma. Cosas buenas, y cosas malas como digo, y así ha habido quien ha despido a algún ser querido, quien ha dado la bienvenida a nuevos miembros de la familia, y quien ha pasado o está pasando algún momento fastidiado de salud. Y así, y con ello, la rutina montera se ha desarrollado con sus juntas mañaneras, sus sorteos, las salidas de las armadas, las sueltas, los lances, las recogidas y esas comidas seguidas de las juntas de carnes.
En lo que a uno mismo y a su círculo más cercano respecta, la verdad la cosa no se ha dado mal, y será para el recuerdo el día que pase con Jose y María en el 4 de Cuchilla en San Román, y todo ello además acompañado ese día de buenos amigos. Si bien, tengo buen recuerdo también de El Puntal de Arriba y ese puesto compartido con Javi, a lo que se unió después un pisteo de un venado pinchado por Jose, de los que hacen afición, acompañado de buena gente y aprendiendo en horas, lo que a algunos les lleva años.
Además he ido de acompañante a algunas posturas con excelentes amigos y personas, y así ocurrió en Escudera con Ernesto, en Suertes de Belvís con el bueno de Jim, y este mismo viernes en El Prior, con Jesús y el “grande” de Antonio.
Como digo a los más cercanos y los amigos, también les va de oro en lo cinegético, si bien hay alguno por ahí, que no se quita el cenizo ni queriendo… A buen seguro que la sierra le tiene preparado un buen regalo, y de ahí esta travesía seca de lances.
A Temerón y a Enrique, por ejemplo, también les va fenomenal, han dado excelentes monterías, y allí ha estado uno disfrutando en ambos casos. Del mismo modo ha ocurrido con Puebla, con los amigos del Saltillo (con los que cazaré en enero), y con el bueno de Pablo, que estoy seguro que de aquí a poco va a dar mucho pero que mucho que hablar, por lo bien que hace las cosas… Al tiempo.
Poco más, no les aburro con estas divagaciones de uno en esta mañana nubosa de noviembre en Madrid. Sólo desearles lo mejor, mucha suerte y buenos momentos en el monte, y lo mejor en lo personal.
Nos quedan casi cuatro meses todavía, DISFRÚTENLOS, con mucha cabeza y con mucha ilusión.
Un abrazo


Fotografías: TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

PREGUNTAS DE CAZA A TENAZÓN: JOSÉ RAMÓN SANMARTÍN PRIETO

Hacía ya tiempo que quería yo pillar a José Ramón para esto del “EJYC Test”, pues sabía que iba a dar juego, y porque sinceramente siempre me ha picado la curiosidad por conocerlo mejor. Sus respuestas reflejan una sabiduría que da la experiencia y un carácter amable y directo, algo que todos los que le conocéis, podéis corroborar.
Generoso como nadie he conocido, y con un sentido de la amistad, de esos de verdad, de los que ya no quedan. Así es José Ramón Sanmartín Prieto, conocido también por nosotros como “ElNavajo”, nombre de una finca de los Montes de Toledo a la que tiene un cariño especial, y que usa como nick en los “enreos” estos de los foros.
Fue precisamente a través de internet como conocí a José Ramón, y enseguida me di cuenta de la gran persona que había detrás, resolviendo dudas de alguien joven como yo y demostrando rápidamente su generosidad a raudales.
Es un aficionado a la caza bastante autodidacta, algo en lo que me siento identificado con él, y es además un apasionado pescador que disfruta en alta mar, tanto como en el monte. Os dejo con él, que al final con mis letras voy a estropear este gran cuestionario:

Nombre: José Ramón Sanmartín Prieto
Edad: 54
Natural de: Bilbao
Profesión: Empresario
Familia: Casado con Miren Ayo, tengo la parejita, Verónica y Ricardo.

Primer recuerdo cinegético y edad con la que te iniciaste en la caza: Es curioso que el primer recuerdo que me viene a la cabeza es comprando cartuchos, bueno UN cartucho en el estanco del pueblo donde vivía, Erandio. Además me acuerdo de la marca, Olimpic, de cartón claro está y color morado. Con él en el bolsillo subía al monte con la escopetilla de aire comprimido, y si veía a algún Señor con escopeta le decía a ver si me dejaba tirar un tiro, daba
igual a lo que fuese, a una lata o al aire. Podría tener 7 u 8 años entonces.

Tu mentor cinegético fue: Te voy a decir mi padre pues a través de él conocí la caza, aunque nunca ha sido un gran aficionado y además solo de menor. Yo siempre he pensado que es un gen que se tiene o no se tiene, por ejemplo mi hermano y yo hemos tenido las mismas vivencias en la infancia, y yo cazo y él juega al golf y nunca le ha atraído la caza. Todo esto hablando de la menor, en la mayor autodicta total.
Como ya creo haberte comentado yo sólo había visto los venados y los jabalíes en la tele, y en unos cromos que me salían en unos pastelitos que solía comer al desayunar en un bar, y un día me dije que tenía que cazar un ciervo de
esos para saber qué sensación tenía. Llamé a un anuncio, y fui a cazar un ciervo a rececho y “bla bla bla”…hasta hoy.

Tu primera pieza y/o res: De menor no tengo un
recuerdo concreto. De mayor si, el rececho que hice la primera vez que fui. Era la primera vez en mi vida que iba a cazar ciervos y me preparé adecuadamente, todo nuevo y de lo bueno ¿¡EH!?.Vamos, de Bilbao. El rifle era un Manlicher Stuzen en 30.06 con visor Svarowsky de 1,5-6x42 y hacia cuatro días que había estrenado un
Range Rover Vogue. Esto ocurría a finales de septiembre del 88 creo recordar. El día concertado me planté en Los Yebenes, Toledo, a buscar al Sr. Jesús de Viajes Marsans que era con quien había concertado el rececho. Una vez localizado, hechas las presentaciones y demás quedamos para el día siguiente comenzar la caza de madrugada.
Estuvimos día y medio dando vueltas por las sierras de El Navajo y San Salvador sin oportunidad clara de tirar decidiendo cambiar a otra finca del término llamada Majadahonda. Aquí después de pasearme toda la tarde por la finca hicimos una aproximación a un venado, después de un montón de metros arrastras por una zanja en los que me sentía como un comando me preparé para disparar, pero el venado era muy pequeño aunque tenía los seis aumentos puestos. El guarda decía: “Dispare, dispare”, y yo lo veía dificilísimo. PUM y nada claro está.
Ya de vuelta casi anochecido me pasaron por un erial y ¡qué suerte! Varias reses pastando y un
venado a huevo, a mi me parecía un monstruo. Me preparé y le disparé desde el coche, todo ciervo en el visor, podría haber 40 metros. Al tiro se contrajo y salió corriendo hacia el monte.
Te puedo decir que en aquel momento sentí una gran desilusión. Dada mi ignorancia entonces,
pensaba que con aquel rifle que tenía se tenía que caer como un plomo. Me decían que tranquilo, que le había dado y que se cobraría sin problemas al día siguiente, estaba tan desmoralizado que de la misma me fui para casa directamente. Al día siguiente me llamaron que había aparecido en
el monte con un tiro de barriga.Ahora con lo que he aprendido en estos años lo analizo y me río de mi mismo. Era un “pardillo” de libro. Lo mejor que conocí a Don Jesús Gutiérrez “El Cano”, de Los Yébenes, quien ha sido mi maestro en esto de la caza mayor y ahora sigue siendo como otro padre para mí, aunque últimamente nos vemos muy poco.

Tu primera montería: No sé si es la primera exactamente pero es la que me viene a la cabeza. Finca El Navajo, orgánica Viajes Marsans, cazaba a venado muerto (250.000.-Ptas y 50.000.-Ptas de gastos fijos).
Un día de perros, llover y llover además de un frío de la leche. Me acompañaba Miren y de secretario, como dicen allí, venia Jesús el de Los Yebenes.
Nos había tocado un buen puesto en el centro del cortadero de La Casa, nos instalamos como pudimos, Jesús hizo una lumbre y procuramos instalar a Miren lo más a gusto posible, aunque dado el tiempo que hacía era imposible, no paraba de llover. Así iba trascurriendo la mañana oyéndose bastantes tiros, de repente se nos cuela un guarro grande que nos entró al revés, ¡vaya susto! Pasó como un cohete a dos metros de nosotros y con los ruidos ni le sentimos llegar. Al
poco veo bajar hacia mí una collera de venados, vienen despacio y me van a entrar a 10 metros.
Le digo a Jesús, a ver si tengo suerte y me hago con los dos uno de cada tiro pues llevaba un express VS del 375 sin visor y lo veía fácil. Me dice que no tire que son muy malos, yo le digo que para mi son buenos, la ignorancia es la madre del atrevimiento, él me insiste me dice que no
valen ese dinero y yo le digo que me siguen valiendo que si los mato soy el tío mas feliz del mundo y si hago doblete ni te cuento. Ya estaba casi encima y me suelta lo siguiente: “Si mata usted esos venados va a quedar muy mal en la Junta”. Y ahí me jodió, ya no tiré.
Me fui “bolo” ese día pero todavía veo acercarse los dos venados. Mi Señora ha tardado 20 años en volver a cazar conmigo.
Caza mayor o menor: Son cosas diferentes, me quedo con las dos.

Una especie de mayor: El venado.

Una especie de menor: La perdiz, sin duda.

Tu modalidad de caza favorita: La perdiz con perro cuando estaba físicamente bien, y ahora, el ojeo.

Tu trofeo más especial: Nunca he sido cazador de trofeos, ni soy. Pero te voy a nombrar el primer venado que mató mi hijo Ricardo, con ocho años. Es un 10 puntas sin más, pero para mí tiene un valor sentimental difícil de igualar.

Una finca: “EL NAVAJO”, pertenece al término de Retuerta del Bullaque en Ciudad Real, aunque yo paraba en Los Yébenes.

Una jornada o un puesto inolvidable: Hay muchas pero una de las últimas, estabas tú presente, ha sido el día 12 de octubre pasado cuando en la Peña con la que cazo me han
distinguido con un “Diploma por buen comportamiento”. Y han sido mis amigos. Es una chorrada, pero que a mí me ha llegado hondo.

Un sueño cinegético: Seguir muchos años como ahora, un poco aquí, un “venadete” allá, un ojeo, etc.

Un rifle y una escopeta: Rifle expres y escopeta paralela.

Un calibre y/o cartucho: 8x57JRS, y calibre 20 para la escopeta.

Una rehala: La de GORUYO, de Los Yébenes.

Un perrero: El mismo GORUYO.

Una sierra: Montes de Toledo.

Un lugar de caza realmente bonito: “El Navajo”.

Tu collera en la caza: Actualmente. Miren, mi mujer.

Un organizador de monterías y/o jornadas de caza:
¡Enredos MAHINDRA!

Para terminar, ¿qué te preocupa en la caza y qué te hace seguir creyendo en ella?: La caza para mí es una necesidad, aunque reconozco que cada vez me conformo con menos. Con el paso del tiempo he ido cambiando, haciéndome mas tranquilo y me satisfago con cosas que de joven eran impensables.

Un deseo: Poder seguir como ahora, cazando con amigos, que es lo que hago exclusivamente.

Espero que os haya gustado el cuestionario tanto como a mí.
Un abrazo
JAVIER

(Fotos: autor y José Ramón Sanmartín)

UNA REFLEXIÓN, DIGÁMOSLE... TAURINA

Llevo unos minutos pensando si escribir o no esta entrada, quizás me equivoque al hacerlo, pero es que me lo pide el cuerpo. Y quizás precisamente por ello debería abstenerme de escribir, pero no soy capaz.
Por motivos de trabajo acabo de salir de una reunión, con cóctel incluido, de una peña círculo o agrupación -como quieran ustedes- que se dice taurina.
El evento ha tenido lugar, en un... vamos a llamarle: edificio gubernativo, no daré más señas. Había allí supuestos aficionados, periodistas del ramo, toreros retirados y algún ganadero.
Pues bien, señores, y por supuesto, señoras; si ésto es quien está, quien manda y quien se mueve en el mundillo taurino vamos apañados. Gente maleducada, auto adorándose, borrachos, bufones, secos y groseros. A estos, permítanme que les diga que les importa el toreo, y ya no digamos el toro, una auténtica mierda. Sólo se importan ellos.
Poca conversación taurina he oído, sólo algún exmatador contando batallitas y algún chismorreo de la cuestión.
Luego nos tiramos de los pelos, nos quejamos y nos mostramos incrédulos cuando prohiben los toros en Cataluña, pero... ¿quién ha intentado evitarlo?, ¿quién ha ido al parlamento catalán a dar la cara?, ¿quién de verdad se ha movido?. ¡¡Cuatro!! Nos sobran dedos de las dos manos para contarlos. El resto a lo suyo.
En el mundo de la caza, al que tampoco le va muy bien, veo y seguiré viendo cosas que no me gustan, pero no hay ésto, veo ciertos atisbos de esperanza. Pero en lo taurino... ¡Madre!, somos unos ilusos.
No son los políticos los que acabarán con este arte efímero y eterno, ni los anti taurinos si quiera. Será la dejadez y el egoísmo lo que acabe con ésto. Algunos ya han apuntado esta idea. No es nueva. A ellos, muchos les han tachado de alarmistas y pesimistas, así que sé la que me espera, pero por desgracia, veo que es lo que hay. No atisbo esperanza ni remedio.
Permítanme que lo diga, el mundo del toro, y con él, el desarrollo del arte del toreo, están muertos. Así de claro. Otra cosa es el toro, ese está a lo que está, no tiene culpa de nada, y si hoy es el que es nos lo debemos a nosotros mismos, no lo neguemos, y a la basurilla que hoy he aguantado.
Mientras, si quieren y pueden, disfruten de lo que queda de puro, que es más bien casi nada. Quizás en algún momento la bravura de un toro les haga olvidar una certeza, que ya hoy por hoy, se presenta como irremediable.
Un abrazo
JAVI

P.D. No hay fotos: no encuentro las que vengan al caso. No hay mail de aviso de entrada: tampoco es plan de amargarle a nadie con mis pesimistas disquisiciones.

DISCÚLPENME, PERO ES QUE LA TEMPORADA YA ESTA AQUÍ

No significa el título de esta entrada que yo les este dando un toque de atención, a ustedes mis pocos lectores, ni mucho menos. Sencillamente hago un juego de palabras pues una de las intenciones de esta entrada es pedirles perdón por haber tenido esto abandonado mucho más tiempo del que uno mismo hubiera deseado.
Por desgracia el verano no ha sido como los demás, no he parado de trabajar, y ni siquiera en el mes de agosto tuve vacaciones, pues como hace dos años estuve de prácticas en un diario asturiano. Es por todo ello que prácticamente no he salido al monte. No he ido a ver a Enrique
para echar un vistazo en sus fincas, no he bajado a echar de comer o a marcar puestos con el bueno de Andrés, y es que no he tenido tantos días libres como me hubiera gustado.Además, tampoco he ido a otro lugar muy especial, y es que la Sierra de Altamira desde el pasado 2 de agosto ya no es la misma. Quise escribir y expresarme, homenajear al hombre de campo más bueno que he conocido en mi vida. Alguien a quien mi primo y yo queríamos con locura, y la verdad, no lo hice. Hoy sólo me queda dedicarle este recuerdo, y jurarle que SIEMPRE, lo llevaré conmigo. Y es que como ha explicado Ángel, La Era de Los Lobos está en duelo. Perdónenme, continuo...
No quiero quitarme culpas por dejar esto algo desangelado durante los dos o tres últimos meses, pues si uno quiere escribir saca tiempo de donde haga falta, pero es que tampoco he dejado de escribir, pues como muchos saben desde hace unos meses colaboro como redactor con todomonteria.com y su revista digital Lances & Ladras, un proyecto que como ya dije, es ilusionante, y en el que creo fervientemente.
Por todo ello si hay alguien que ha querido leerme, oportunidad ha tenido, si bien no creo que haya nadie tan majadero como para ir buscando mis escritos aquí o allá. Pues la verdad sea dicha, no es uno todavía ni mucho menos nada parecido a Felipe Choclán, o Eduardo Trigo de Yarto, u a otros más contemporáneos y más propios de la red como José María Ortega o el bueno de Paco Más. Si Dios quiere, soy joven y todavía me queda para poder llegar a parecerme a estos grandes.
Aunque bueno, dejemos de hablar de uno y de sus circunstancias, simplemente les pido que acepten mis disculpas, esperando que así sea. Pero señores, y señoras, que sé que alguna también lee
esto; lo realmente importante es que llevamos unos días que no hay quien nos aguante. Sí, sí, no lo nieguen.
Primero empezó todo con la berrea, tempranísimo
en Sierra de San Pedro por cierto, y muy irregular y rara en toda España, debido a un sequísimo mes de septiembre. Ahí empezamos todos a ver o a querer vislumbrar, que es lo que guardaba el campo, y … ¡¡ay amigos!!, menudos “pavos” que han caído, y aquí se lleva la palma la familia “saltillera”, que en tierras castellano leonesas, han dado el do de pecho.
Pero lo peor de todo es que la berrea, sólo ha sido el preludio de unos días en los que llamadas, mails, mensajes, whatsapps, y demás, se han multiplicado, y detrás de todos ellos una sonrisita tonta… “Que ya no nos queda ná, ¿eh?”. Somos así, no podemos remediarlo. Y además la cantinela de todos los años: “Esto está buenísimo”, “aquello está tremendo”, “anda sopao de guarros”, etc.
No podemos remediarlo, la ilusión nos embarga y estamos deseando pasar el rato con los amigos. Oye, y si luego resulta que además llegamos y besamos el santo, pues fenómeno.
Así es, estamos a sólo cuatro días de la apertura montera –aunque los andaluces tardarán un poco más-, por ello les deseo mucha suerte, y les pido mucha precaución. Disfrútenlo, y que tengan ustedes una excepcional campaña montera. Los norteños ya nos han ganado la mano hace semanas. Suerte para ellos también.
Aquí iremos contando algunas cosillas...
Un abrazo

A POCO MÁS DE DOS MESES "II"

Hace ahora justo dos años titulaba una de las entradas del mismo mes de julio de la misma manera, de ahí lo de colocar ahora el “II”, y es que año tras año el ciclo de las temporadas de caza se repite impertérrito, y nosotros nos vemos una y otra vez atrapados en las mismas sensaciones, que si bien varían con las circunstancias y quizás con la edad, no dejan de ser sensaciones muy similares.
Y así, otra vez y como todos los años nos plantamos a algo más de ocho semanas para que comience la temporada montera. Sí, esa que personalmente me quita el sueño, me da alegrías y también muchos quebraderos de cabeza.
Decía tiempo atrás que cazar es sentir, y hoy digo que es así sin duda, para lo bueno y lo malo, que a veces ganamos, que otras perdemos; que muchos quedan en el camino, unos a la fuerza y otros por decisión propia, y que esto de la caza saca lo mejor y peor de cada uno.
La temporada que terminó me ha hecho crecer como persona, me ha hecho madurar y conocer mejor a los que me rodean. Terminando esa temporada y sin comenzar la venidera las dificultades me han ido poniendo en situación tras situación, al igual que a muchos de mis compañeros y amigos, a los que Dios gracias puedo contar con más dedos que los de la palma de una mano.Pero todo lo sucedido, no sólo en el aspecto de nuestra afición, sino también lo que rodea nuestra vida diaria, marca y va a seguir marcando de forma clara, la que será la temporada 2011/2012, si bien por lo menos y a Dios gracias, las cosas del monte y el tiempo no han salido mal. Ya son tres años buenos de agua los que arrastramos, y eso se va a notar.
La situación general que nuestro país atraviesa, no entiende eso sí de fortuna o infortunio en las lluvias y el tiempo. La crisis azota con virulencia todos los rincones de esta tierra que unos pocos todavía amamos, y que otros todavía persisten en querer cambiar a su antojo.
Todo ello a pesar de que los cochinos han criado de forma excepcional, y de que los venados presentan unas cuernas formidables. Son muchas las manchas que se van a quedar sin cazar, muchas las monterías que se quedarán sin celebrar, y muchos los puestos que no se ocuparán.
Y es que si bien la caza para nosotros es vida, y no sabríamos vivir sin ella; no podemos caer en el egoísmo y hemos de pensar en seguir día a día y en no defraudar a quienes más nos quieren. El montero medio se ve abocado a recortar, o incluso por desgracia directamente tiene que cortar.
Aunque los precios parece eso sí, que este año se calmaron y se adaptaron a una realidad, que ya ni el más optimista puede negar.
Señores, disfrutemos, sólo eso. El monte se va a portar, quizás incluso como no lo ha hecho en años, y es que quizás, Dios aprieta pero no ahoga, y si las monedas no circulan, por lo menos por el monte, que no quede.
Un enorme abrazo a todos, feliz verano.

PREGUNTAS DE CAZA A TENAZÓN: BORJA CALDERA

Han pasado ya cuatro meses desde la última entrega del “EJYC Test”, y hace ya tiempo que el bueno de Borja tuvo la amabilidad de contestarme a estas preguntas, y de mandarme algunas fotos para ilustrar esta entrada.
Es el más pequeño de los hijos de don Manuel Caldera, y hermano de Manuel y David, dueños de rehala y monteros conocidos por todo cazador cacereño e incluso extremeño que se precie. Vamos, que de casta le viene al galgo.Si bien Borja Caldera es muy conocido en toda Extremadura, y allende esta comunidad; por su labor profesional. Es el presentador del programa de caza y pesca de la televisión pública extremeña. Con él a la cabeza “Coto Abierto” es quizás en la actualidad el mejor programa semanal de su género en toda España, y todo con un estilo dinámico, joven y nuevo, que engancha a sus espectadores irremediablemente. Algo de lo que es gran culpable nuestro protagonista.
Montero y cazador de los que ya no quedan, amable, educado y prudente; os dejo con sus respuestas a las “Preguntas de caza a tenazón”:

Nombre: Borja Caldera Gómez
Edad: 31
Natural de: Cáceres
Profesión: Periodista
Familia: Mujer y un niño.

Primer recuerdo cinegético y edad con la que te iniciaste en la caza: Mis primeros recuerdos cinegéticos son de muy niño, con mis hermanos y mis primos, cazando pajarillos, lagartos y culebras en el campo de mis tíos, en Arroyo de La Luz. Pero de caza de verdad, recuerdo las primeras monterías a las que me llevaba mi padre, y algún día de caza al salto con mi abuelo, con unos 5 años.

Tu mentor cinegético fue: Fue, y es mi padre, por supuesto. Aunque también he aprendido muchas cosas de otros buenos cazadores.

Tu primera pieza y/o res: Mi primera pieza fue la de mi noviazgo, un venado en Valdelayegua en 1991, con 12 años. Apenas podía con el Sako del 300. Aquel día acompañaba a Manu, mi hermano mayor, y estábamos en un cortadero con mucha pendiente, Los Puertos de Las Marchenas, linde con Mediacacha, y recuerdo que le dije susurrando: “Sujétame que voy a tirar”.
Tu primera montería: Fue en Alpotreque en 1984, yo tenía 5 años; y recuerdo que mi padre tiró aquel día un cochino.

Caza mayor o menor: Siempre he practicado más la mayor, y es la que más me gusta. Las sensaciones que te produce un cochino o una res rompiendo monte y saltando al cortadero, no te las da una pieza de caza menor.

Una especie de mayor: Siempre el cochino.

Una especie de menor: La perdiz.

Tu modalidad de caza favorita: La Montería. Me gustan también mucho el rececho o el aguardo, pero la montería produce en mí unas sensaciones especiales, como diría el presidente de Cantabria: “Me pone”.

Tu trofeo más especial: Muy difícil quedarme con uno. Quizás el mejor cochino que tengo de El Pedroso; por el lance, las características del cochino, pequeño de cuerpo y exagerado de colmillos y amoladeras por fuera. Y los comentarios que suscitó, ya que mucha gente nada más verlo en la casa de la finca, lo comparó con el récord de Tomás Higuero. Luego se quedó algo corto y fino, aún así dio plata.

Una finca: Una finca no, me quedaría con tres, pero cuando estaban abiertas: Valdelayegua de Valdealiso, La Umbría del Parador, y Mediacacha, en Aliseda (Cáceres). Pero si me tuviera que quedar con una lo haría con Valdelayegua, fue donde me hicieron novio, tiene una solana, una umbría y un valle precioso…

Una jornada o un puesto inolvidable: Quizá aquel puesto en Los Puertos de Las Marchenas, cazando Valdelayegua, donde abatí mi primer venado. Hace 9 años tuve la suerte de volver a ocuparlo con mi padre y con mi hermano David, pero cazando esta vez Mediacacha. El resultado: 2 venados.
Un sueño cinegético: Cazar con mi hijo, como mi padre lo hace con nosotros tres. Y también alguna escapadita con mis hermanos y mi padre al extranjero.

Un rifle y una escopeta: Aunque he utilizado varios rifles de diestro, aún siendo zurdo (Express 9,3X74, Sako 300WM, Santa Bárbara 7MM, Blaser 9,3X62, etc), por el hecho de cazar siempre junto a mis hermanos y mi padre, me quedo con el mío, que me regalaron mis hermanos, un Sabatti 30.06 de zurdo.
En escopeta, una del 20 con la que hemos empezado a cazar los tres hermanos.

Un calibre y/o cartucho: Me gusta y me funciona muy bien el 30.06.

Una rehala: Uff, difícil. Quizá la de los Higuero.

Un perrero: Los tres de los Higuero: Eusebio, Luisete y Enrique, son tres voces muy características en las monterías de Sierra de San Pedro. Animan y baten una mancha como a nadie he visto hacer hasta ahora.

Una sierra: La Sierra de San Pedro.

Un lugar de caza realmente bonito: Puedo presumir de haber estado cazando en lugares realmente bonitos: Polonia, Mongolia, Tanzania… Y en muchos sitios de España, pero en los últimos años la Reserva de Caza de Riaño en Picos de Europa me ha fascinado.

Tu collera en la caza: Más que collera, somos un cuarteto, mis dos hermanos, mi padre y yo… Bueno, y últimamente también mi sobrino. Siempre vamos juntos de caza a todas partes. Espero que el grupo de caza siga aumentando.

Un organizador de monterías y/o jornadas de caza: Aunque ya ha legado en sus hijos, Luis Higuero.

Para ir terminando, ¿qué te preocupa en la caza y qué te hace seguir creyendo en ella?: Me preocupan las cercas, cercones, la caza en lata y los nuevos cazadores más preocupados en pegar tiros, que en disfrutar del campo.
Sigo creyendo en la manera de caza tradicional, en la de siempre, por eso no cazamos con el tipo de gente que he dicho anteriormente. Espero poder inculcar a mi hijo la caza pura, en estado salvaje y natural… Lucharé en la medida de mis posibilidades en preservar esa forma de caza y las buenas prácticas cinegéticas. Precisamente por esto el verano pasado comenzamos un grupo de amigos inquietos por el futuro de la caza, con JUVENEX, una asociación de cazadores que pretende luchar por esta afición, inculcar a los jóvenes las buenas prácticas, valores y ética en la caza.

Un deseo: Que mi hijo sea cazador.

Y finalmente, un mensaje para el que empieza en lo cinegético: Acompañar y observar mucho a un buen cazador antes de coger un arma. Hacer antes de morralero que es como hemos empezado muchos en esto, antes de “volar solos”.

PEÑA DE MONTEROS TEMERÓN: CALENDARIO DE MONTERÍAS 2011-2012

La Peña de Monteros Temerón presenta, tras celebrar su Asamblea general, el que es su nuevo calendario de monterías para la temporada 2011-2012:En la actualidad quedan acciones disponibles para entrar como socio de la peña y si sois amigos de algún socio actual y os interesa, no tenéis más que preguntar, o entrar en:

http://temeron.foroactivo.net/

Estamos convencidos de que ésta va a ser una gran temporada, de que pasaremos muy buenos momentos juntos, y es que además el campo con el final de invierno y la primavera que llevamos, promete; y mucho. Que así sea. Desde luego mimbres hay para ello, nos veremos en el monte.
Un abrazo a todos JAVI

CORZOS, ESPERAS... Y 13 OREJAS

Así es, tanto abril como mayo son meses de corzos, de esperas de cochinos, de recechos de otras especies, y sí, parece ser que de muchas orejas, y de indultos; vamos que hay públicos que darían esas 13 orejas por cada tarde, aunque sea imposible tal número en festejo corriente.
Quien más quien menos ya ha andurreado mucho tras los duendes, y muchos ya han tenido suerte detrás de ellos, ya sea dentro de nuestras fronteras o allende las mismas. La temporada corcera no está siendo mala, si bien, si algo extraña.
El campo se adelantó muchísimo con dos semanas de sol tremendas en el mes de abril, y ahora el agua cae de la manera que debió hacerlo entonces. Los pastos han crecido muy rápido, y en muchos sitios las corzas comenzaron a esconderse para parir mucho antes.
Con este panorama, sólo las primeras salidas al abrir la temporada fueron de esas facilonas donde se ven corzos por doquier. Ahora la cosa se ha puesto “chunga”, y hay hasta quien se mete en el bosque para buscar los corzos, un rececho apasionante y divertido pero con pocas esperanzas de éxito.
Bueno, ya llegará junio y la cosa se pondrá más dura aún, y sólo los más pertinaces y más avispados serán después capaces de aprovechar un celo, que a buen seguro creo yo que también se adelantará.
Por otro lado otros se dedican a realizar las primeras esperas a los jabalíes con el buen tiempo. Habiendo quien incluso las compagina con vaqueos al amanecer, y con los recechos y los aguardos de tarde a los corzos.De todas formas todavía no es el mejor momento para hacerse con el gran macareno, lo que la verdad tampoco ha sido impedimento para que grandes marranos se hayan visto sorprendidos ya por los pacientes esperistas. Espero que estos disfruten su afición con responsabilidad y no hagan destrozos en las piaras, sabiendo bien a que se dispara antes de apretar el gatillo.
Siguiendo con las posibilidades venatorias algunos han salido tras otras especies, como arruís, muflones y sobre todo machos monteses. Y he aquí, que en este apartado quiero felicitar personalmente a mi buen amigo Ricardo. El cual se ha hecho hace pocos días con un estupendo ejemplar de unos siete años de edad. El rececho tuvo lugar en tierras turolenses, y disfrutó de él junto al bueno de su padre Valentín, y el fenómeno de su hermano Santi, que también se hizo con otro machete.
Ahora bien, cambiemos de tercio y hablemos de lo que sobre todo estos últimos días está más en boga. Ya se sabe, es llegar abril y mayo y los toros se ponen de moda, cosa buena dirán algunos, una desgracia pensamos otros…
Espera uno los carteles con impaciencia, se empapa en las webs y las revistas taurinas, se va ilusionando, y al final, bueno… otra vez lo mismo de todos los años, del toro poco, o muy poco por no decir nada, y los públicos pues eso a celebrar lo primero medianamente estético que ven. No quiero hacer de menos sobre todo el triunfo de Manzanares en Sevilla, pero con toros así; los méritos son menos. Los caramelos los comen los niños también.
En cualquier caso ya sabéis cómo soy yo para los toros, algunos me sufrís mucho en este aspecto, así que espero que el toro salga por chiqueros, que sea lo que tiene que ser, y que de nuevo vuelva a ilusionarme. Dios lo quiera así.
Un abrazo a todos.

Foto 1: A. L. M.

Foto 2: Nacho H.

Foto 3: R. G-M.

Foto 4: F.J.L.M.