FEBRERO, A LAS PUERTAS DEL FINAL

Como todo lo bueno, esto se acaba. Llegamos al último mes de la temporada general de caza mayor, y son sólo tres fines de semana los que nos quedan para poner fin a monterías y ganchos; antes, cerrarán las batidas en el norte.La verdad, y como suele ocurrir; uno llega ya a este mes con mucha “tralla” en el cuerpo y en la mente. Los amigos, el monte, y quienes en ellos pueblan; y ver trabajar a los perros, nos siguen llamando. Es por ello que apuramos en este mes siempre en monterías de última hora. No siempre, pues también hay citas concertadas con anterioridad, pero febrero suele ser mes de monterías cerradas hace pocas fechas, de ganchos, de descastes de pepas, y de enredos entre amigos.
A pesar de las ganas, no podemos negar que esa “tralla”; que antes mencionaba, haga que lleguemos a estas fechas con cierto hastío, un poco pasados de kilómetros, de fríos, de aguas y muchas veces de ilusiones rotas.
Así es esto de la temporada montera, sus subes y bajas; sus días grandes, y también días en los que pensamos que mucho mejor si nos hubiéramos quedado en casa. Eso es quizás lo que acaba enganchando. El montero, casi como todo ser humano; es algo contradictorio; a pesar de que en ocasiones parece tener las cosas muy claras. Pero es innegable que ese continúo baile de ilusión y ganas, aderezado con chascos varios; es algo que está a la orden del día.
A veces surgen dudas por todo esto, y por eso es fundamental no agarrarse a los resultados, y ver más allá de posibles defectos. Hay que agarrarse a disfrutar, a estar con los amigos, a salir al monte, y a ver trabajar a las recovas como Dios manda. Es necesario para llevar una vida montera, una actitud positiva, mirando al frente, quedándose con lo bueno. Nada son y nada significan los resultados personales, las monterías han de juzgarse de modo general observando no sólo la cantidad y calidad de abates, sino los perros, el papel del capitán, los postores; e incluso desde el desayuno hasta la comida.Todo con una actitud constructiva, desde una perspectiva crítica pero relajada, y viendo y aprendiendo cada día. No hay montero que no pueda aprender cada día, es casi un deber diría yo.
De este modo, pasamos temporada tras temporada, recordando buenos ratos; alrededor de un fuego, o sentado en aquellos sacos en amena charla, o aquella ladra increíble, o aquel día en que tu amigo consiguió el sueño de su gran venao…Así, una temporada tras otra, viviendo la montería intensamente, disfrutando de lo que nos regala el monte, y de lo que vivimos con aquellos que nos aprecian.
Señores, señoras, que tengan un excepcional cierre de temporada. Renueven ilusiones, miren al frente, y ya saben; en octubre… se abrirán de nuevo los portones a los perros.
Un abrazo

P.D. Quisiera disculparme por haber publicado sólo una entrada en el mes de enero, pero los exámenes no me han permitido dar más vida al blog. Ruego sepan disculparme

8 comentarios:

  1. Siempre me da pena leer que esto se acaba por esta temporada.Disfrutemos de lo que queda y luego disfrutemos recordando y empezando a planificar la nueva temporada.
    Bonitas fotos.
    Un abrazo Javi.
    Casablanca.

    ResponderEliminar
  2. Javi!
    Primero de todo felicitarte por el increible blog!
    Decirte que me ha sorprendido enormemente. Leer tus entradas y admirar las increibles fotografías han hecho aflorar en mí enormes recuerdos, te lo agradezco.
    En cuanto tenga tiempo me pongo al día y nos ponemos en contacto.
    Un abrazo,
    Gonzalo Gª de Vinuesa

    ResponderEliminar
  3. Javi, muy buena la reflexión que haces en esta entrada. Creo que has sabido reflejar de manera muy acertada los sentimientos del montero actual en esta fase final de la temporada.
    Mi más sincera enhorabuena.
    Un abrazo.
    Paterna.

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS a todos por vuestros comentarios y parabienes. Me alegra enormente ver que lo que escribo os gusta y os entretiene. Nos vemos en nada señores, y que nos sigamos viendo en la sierra.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. el de la primera foto uno de ellos se llama nacho darle recuerdos de luis y de jose de jaen y haber si nos vemos pronto nachete un abrazo tio

    ResponderEliminar
  6. Si señor, bonita forma de entender la montería. A veces nos cegamos solo con matar y esta caza es mucho más.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu reflexión, Javi. Pero la ilusiones se renuevan al mes que viene... qué aun queda temporada y ya sabes que lo que no se ha hecho en toda la mañana se puede hacer en los últimos 5 minutos ¡ánimo para todos y mucha suerte!

    Un abrazo grande Javi, hablamos.

    ResponderEliminar
  8. Tocayo, me ha gustado mucho la entrada. Reflexiones muy sentidas y acertadas que comparto plenamente. Abrazo y saludos a todos los temerones.

    ResponderEliminar

Escribe tu opinión. Se ruega, eso sí, escribir sin abreviaturas y con una ortografía lo más correcta posible.
Sobra decir, que cualquier comentario que denote falta de educación y respeto será eliminado.
Es por otro lado indispensable firmar los comentarios escritos bajo un perfil de "Anónimo".
Un saludo (Administrador)