ENCARANDO EL FINAL

Así es, no es que todo se acabe, pero la temporada montera comienza ya a escurrirse entre los dedos de las manos. Enero cierra la puerta este fin de semana. No sin antes hacerlo con dos días de grandes citas monteras, todo sea dicho de paso. Pero tras él, tres fines de semana, y el 19 o 21 a más tardar, se acabó lo que se daba.
Gracias a Dios no va mal este final de temporada, los cochinos aparecieron como ya dije en entradas anteriores, y eso que ni ha hecho frío de verdad, y de la lluvia mejor ni hablamos. Si parecía que la otoñada se había salvado con las tímidas lluvias de final de octubre, un noviembre húmedo y algunos chaparrones a comienzos de diciembre… Lo de este comienzo de invierno no tiene nombre. Sí, el campo esta verde, pero no hay ni charcos, y el polvo se levanta al pasar por los caminos. El consuelo es que hasta final de marzo queda mucho invierno, y esto con dos buenas semanas de agua tiene arreglo. Ojalá que así sea.
Por lo demás y centrándonos en resultados monteros, y vicisitudes propias de las monterías, como digo no va mal la cosa. Los venados finalmente parece que esta temporada han tenido cierta calidad, nada asombroso a pesar de las tres años buenos de agua, pero desde luego ha habido trofeos importantes. Y los cochinos, pues eso, aparecieron a su tiempo y aparecieron al menos en su justa medida. Tampoco es que haya habido una barbaridad de capturas de los mismos; por lo menos en lo que se refiere a la España montera, pero han estado, están, y en lo que queda se les espera.
Gamos y muflones, bueno... por barrios, zonas y casi diría que por fincas. Quien cuidó lo suyo ha tenido suerte con los muflones, siempre y cuando se libraran hace unos años de la dichosa mosca. Y los gamos, pues similar a los venados, buena calidad en general, pero tampoco nada fuera de lo común. Eso sí, cabe destacar el papel colonizador de esta especie allá donde vive en abierto. Cada vez se asientan más sus poblaciones, crece su número, y va conquistando nuevos territorios. Para muestra lo sucedido este año en Cantillana, o su presencia cada vez más constante en las Riberas del Tajo anteriores a Alcántara, y posteriores a Monfragüe, y también en la misma zona de Alconétar.
Puntos negativos, lo de siempre… ¡¡qué les voy a contar!! El mundo montero, como todos, sigue lleno de sinvergüenzas. Andan algo más apretados con esto de la crisis, pero perviven muchos. Ya se sabe… hierba mala nunca muere. Y no olvidemos tampoco a todos aquellos que entraron en este “arte” -que diría el enorme José Carlos-, deprisa, corriendo y de sopetón. Esos, o bien se han cansado, o bien los ha empujado la situación económica, pero muchos siguen ahí, molestando, cortando carreras, poniendo en peligro a sus vecinos o fastidiando a rehalas y perros. Lo peor de todo es que de vez en cuando hasta se llevan alguna vida por delante… y eso, ya no tiene gracia ninguna.
Ahí va la cosa, el campo a lo suyo, los despistados y maleantes a dar por c… y nosotros intentado sobrevivir, y sobre todo intentado disfrutar de esto que nos da la vida. Aprovechen así lo que queda, que por desgracia no es nada; DISFRUTEN, pásenlo bien con los suyos, intenten hacer bien las cosas, y que tengan ese sobresalto que vuelca el corazón al oír romper el monte.

Un abrazo
JAVIER

P.D. No se me olvida presi, pero lo de: De Las Arcas a Mortera… Todavía no me atrevo.

Fotografías: J. Carrasco, M. C. J. y F. J. López Maraver.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS


2 comentarios:

  1. Has escrito una crónica bastante fiel a lo que esta ocurriendo esta temporada, sobre todo en lo que a los sinvergüenzas se refiere, que están algo más "apretaos" pero que siguen ahí, a la caza y captura.
    Un saludo Don Javier.

    ResponderEliminar
  2. Hay otros a los que no les afecta la crisis, y lo peor de todo es que van de adalides de la montería, de guardianes de la ética y de la moralidad, acusan de falsedad, y son maestros de la misma. En fin, a ellos, y a los que me referí en la entrada, que les vayan dando...
    Nosotros a lo nuestro, dejemos que el tiempo actúe, ese si que no se equivoca nunca.
    MUCHAS GRACIAS por tu comentario señor.
    Un abrazo, y ojo avizor, que andamos rodeados.

    ResponderEliminar

Escribe tu opinión. Se ruega, eso sí, escribir sin abreviaturas y con una ortografía lo más correcta posible.
Sobra decir, que cualquier comentario que denote falta de educación y respeto será eliminado.
Es por otro lado indispensable firmar los comentarios escritos bajo un perfil de "Anónimo".
Un saludo (Administrador)