IDUS DE MARZO

Ha pasado ya un mes desde que colgué aquí la última entrada, ese test al que respondió Ernesto, y del que tanto me habéis hablado. Hace ya también un mes que se cerró la temporada montera. Los fines de semana han quedado vacíos y aburridos, y al campo sólo salen los corceros buscando los primeros objetivos de la temporada, para cuando ésta dé comienzo en el primaveral mes de abril.


Mientras han tenido lugar pocas cosas, pero de las que hay que hablar y destacar algunos aspectos. Por otro lado y como mencionaba, los corzos ya andan aquí, la primavera parece que no arranca, y el invierno se alarga con temporales de frío y nevadas, pero a Dios gracias acompañan abundantísimas lluvias durante todas estas últimas semanas.

El campo está tremendo, apunto de reventar la primavera, en cuanto el sol caliente y ascienda el termómetro. Todo apunta a que estos meses van a ser excelentes para el monte, pues a estas últimas lluvias se une una otoñada que fue realmente buena, y si las previsiones no se equivocan, durante las semanas primaverales se sucederán también las precipitaciones lógicas y regulares de la época.

Ahora bien, si marzo suele ser un mes que permite el paseo, el campeo, y la observación de los primeros duendes descorreados, este año no está siendo fácil la tarea por todo lo que comentaba antes. A estos bichejos no les va el frío, les gusta solearse, y lo de empaparse el lomo cuando el termómetro no pasa de los diez grados, no suele ir con ellos. Aunque bueno, también es verdad, que luego en cada sitio tienen unos gustos.

Un servidor querría haberse escapado ya a los verdes prados del Principado, pero las obligaciones no me lo han permitido, y hasta dentro de unos días no pisaré el norte. Tan sólo he esbozado el estado de nuestros campos en un pequeño paseo por los Montes de Toledo hace ya dos semanas, y por esas fotos que los amigos mandan y cuelgan en las redes sociales… “¡Mira como está el pantano!”, “Va arriba la siembra”, y cosas similares se han leído estos días en pantallas de móviles y ordenadores.

Antes, a comienzos de mes, tuvo lugar lo de todos los años. Las dichosas ferias, que este año, y por fin, ha sido la feria, en singular. Sin embargo, que nadie se engañe, las buenas intenciones alardeadas no son tales como cabía sospechar, y viendo el ridículo, porque no tiene otro nombre, de la primera edición de ExpoCinegética, queda claro, que solo don Dinero, poderoso caballero, ha sido el causante de la tan pregonada unión de eventos. Es verdad que la situación manda, y si ha traído la lógica de una sola feria, bienvenida sea. Pero la crisis no puede, ni debe ser excusa ni justificación. Se entienden las situaciones, pero que se digan las verdades, no vendan humo por Dios, que bastante tenemos con oír a los políticos todos los días. Tanto nos quejamos de que la administración no nos escucha y no hace las cosas con lógica, y luego el mundo cinegético es igual o incluso peor.


Aún con todo ello, la decepción tampoco ha sido tal, por lo menos para quien escribe, pues la verdad me lo venía oliendo, pues mi fe en el “cotarro” hace ya años que es bastante poca. Gracias eso si a los cuatro días de sarao, la cosa ha servido de excusa para verse con buenos amigos. Aunque también haya tocado hacer algún que otro paripé, y ver jetas que no traen buenos recuerdos ni pensamientos positivos. Pero en fin, eso son cosas de la vida, y estas se pasan con otras buenas. Con visitas como las de Javi y Toti, o la de Víctor y Josele, y los ratitos echados con esos extremeños buenos como Emilio y Víctor, o esa buena familia murciana que conocí este año en Sierra Morena. También saludando a Pablo, Darío y Luis; Josué, José Ramón y Juan; Michel, Juanjo, David y Esther, o las horas de pateo y algo de picoteo y refrigerio con el primo, Jose, Nacho, Juampas y alguno que otro más. Hay que verle el lado positivo, y ese sin duda ha sido el de los ratos echados con amigos y buena gente.


Pasaron después los días, pensando en todo lo aquí descrito, y a lo tonto, hemos pasado el ecuador de marzo. Atrás queda una temporada montera que sin duda recordaré. No por los lances, que alguno ha habido, sino por lo vivido, lo conocido y lo compartido. Será imposible olvidar la camaradería que siempre encuentro en las batidas astures, la magnífica calidad humana que encontré en tierras de Almería –es algo que llevo grabado a fuego-, ese pedazo de fin de semana en Cardeña y Montoro con ese par de hermanos, y esa gente buena, de Murcia como ellos. Además allí tuve la suerte de conocer un Grupo como Montesa, que me deja buen regusto, y que me permitió compartir monte con J. P., con el señor Ortega, y con Paco Mas y toda su buena gente.

Tampoco se olvida uno de los ratitos echados con Javi, Jose, Nacho, Ernesto, Andrés, y muchos otros en nuestras monterías extremeñas con la peña, y en esos enredos buenos que tanto me gustan. Ni tampoco puede olvidar uno a Rubén, o a don Enrique, pues da gusto estar con ellos. Y como colofón encima, ella… puñetera finca que me tiene embelesado: La Almoraima. Menudo finde gaditano con Josele, Ángel, Toñete y Javi; y eso que la suerte cinegética nos fue esquiva. Aunque eso tiene algo positivo… prometo revancha.

No os aburro más, toca seguir adelante, disfrutando de este maldito veneno llamado caza. Sabiendo que esto es para disfrutar, evadirse y ser feliz, bastante llevamos con el día a día. Espero estar ya en pocas jornadas inoculado de ese mal corcero, aunque este año toca ver y no tocar, da igual. Yo noto que la fiebre ya me sube, ojalá que no sea mucho, o bueno… sí, qué más da.
Suerte a todos. Un fuerte abrazo

F. J. López Maraver

Fotos: autor. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

4 comentarios:

  1. El placer es mío don Andrés ;)

    ResponderEliminar
  2. Para placer, el mío, en Pozas Nuevas claro. Por cierto, mi mejor montería hasta la presente.
    El próximo año, en otras migas, tienes que sacarme otra vez de mi despiste, tocándome el hombro con tan buena fortuna.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Cosa rara esa José María, yo creo que fue tu mejor montería porque fue un señor monterión. No me creo yo esos poderes de la suerte que me otorgas, no hay más que ver mi nefasta temporada en lo que a lances se refiere... Prometo revancha para la que viene!!
    Un abrazo señor

    ResponderEliminar

Escribe tu opinión. Se ruega, eso sí, escribir sin abreviaturas y con una ortografía lo más correcta posible.
Sobra decir, que cualquier comentario que denote falta de educación y respeto será eliminado.
Es por otro lado indispensable firmar los comentarios escritos bajo un perfil de "Anónimo".
Un saludo (Administrador)